La adicción a la comida aparece como respuesta ante el dolor psicológico causado por el estrés, la depresión o diversos conflictos emocionales. Como ocurre con otras adicciones, la persona que la padece está intentando evitar dicho dolor mediante recompensas inmediatas que, a la larga, conducen a consecuencias muy negativas en cuanto a su salud y calidad de vida.

¿En qué consiste la adicción a la comida?

“Diversas investigaciones muestran que los alimentos ricos en grasas, azúcares y sal pueden resultar adictivos”

Y es que son este tipo de alimentos a los que se recurre para mitigar ciertas emociones por su efecto placentero y sedante.

Cuando ingerimos productos refinados obtenemos una recompensa inmediata, ya que nuestro cerebro produce serotonina, endorfina y dopamina, pero no por mucho tiempo. Es en este momento, pese a conocer los efectos nocivos que el consumo excesivo de estos productos tiene sobre nuestro organismo, cuando el adicto pierde el control y cae en un círculo vicioso.

El cerebro reclama su dosis de placer inmediato, y aunque de manera paralela la ingesta regular de esos alimentos tiene efectos negativos sobre nuestra salud y sobre las emociones, el adicto siente que la comida ha tomado el control.

¿Cuáles son las señales de alarma?

Entre los síntomas más comunes de las personas adictas a la comida, se encuentran los siguientes:

  • Comer a escondidas alimentos poco saludables.
  • Tener la sensación de necesitar comer un alimento específico, incluso justo después de comer y estando saciado.
  • Sentir que se pierde el control sobre la cantidad de lo que se va ingerir una vez que se empieza a comer.
  • Sentir culpabilidad tras comer en exceso y volver a hacerlo al rato.
  • Intentar limitar el consumo de ciertos productos sin haberlo conseguido.
  • Sentirse mal por los efectos nocivos que dichos alimentos están produciendo, como el aumento de peso, pero no ser capaz de frenar la espiral.

Cuando pensamos que estamos padeciendo este problema, o que alguna persona cercana a nosotros lo está experimentando, conviene enfrentarse a ello lo antes posible para recuperar el bienestar y el control de la propia vida.

Superar la adiccion a la comida, Hipnosis Asistida

La hipnosis como herramienta para recuperar el control

“Esta adicción se puede superar y es posible no recaer”

El tratamiento hipnótico es especialmente valioso en el caso de las adicciones, ya que el paciente no dispone de la fuerza de voluntad necesaria para realizar por sí mismo los cambios que necesita. En este sentido, la hipnosis es la ayuda necesaria para realizar el cambio de conducta de manera efectiva y, sobre todo, duradera.

La modificación cognitiva que la hipnosis genera en el cerebro del paciente permite que se produzca un cambio en la manera de percibir la alimentación. De este modo, la persona podrá modificar sus hábitos alimenticios y superar de manera definitivamente esta adicción.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos.