El mobbing es una circunstancia a la que está expuesto cualquier profesional. A continuación, repasamos sus consecuencias y una solución eficaz para superarlo.

¿Cuáles son las causas del mobbing?

El acoso en el trabajo se puede sufrir tanto en horizontal (de otros compañeros) como en vertical (de los superiores contra el empleado). Incluye variantes como el estratégico (tiene como objetivo la renuncia al empleo del trabajador), el de dirección (se amenaza con el despido), el discriminatorio (se aparta a un empleado voluntariamente) o el perverso (el acosador manipula a su víctima). Sin embargo, hay una serie de causas comunes que ahora se detallan:

  • Se suele castigar el hecho diferencial. La nacionalidad, el sexo, la orientación sexual e incluso algún posible defecto son algunas de las dianas preferidas de los acosadores.
  • La víctima, normalmente por su talento o habilidad, se considera una amenaza por parte de sus compañeros. Además, podría disfrutar de mejores condiciones salariales debido, precisamente, a su formación y profesionalidad.
  • Quien acosa pretende el puesto de trabajo de su víctima e intenta que renuncie.

¿Cómo se ejecuta?

El procedimiento más repetido es el aislamiento de la víctima. Posteriormente, se suele proceder a verter falsos testimonios sobre la persona en cuestión para subrayar su presunta incapacidad para trabajar. Es habitual exagerar los posibles errores cometidos para proceder a la ridiculización y humillación pública.

Se suele también aumentar la carga de trabajo reduciendo los plazo de entrega e incluso otorgándole labores que no le corresponden. Durante la jornada, es habitual provocar errores voluntariamente, falsear datos y, en definitiva, todo lo relacionado con provocar el máximo daño posible.

¿Cuáles son las consecuencias del acoso laboral?

Son diversas y exigen ayuda profesional. Se resumen, brevemente, en el siguiente listado:

  • Psicológicas. La persona acosada sufre ansiedad, depresión y problemas de autoestima entre otras alteraciones de su equilibrio mental.
  • Sobre la salud. Aparecen alteraciones digestivas, migrañas, problemas de sueño y complicaciones en el funcionamiento del metabolismo y del sistema inmunológico.
  • Sociales. El aislamiento en el trabajo se extiende a la propia vida personal.
  • Familiares. Al interiorizar sus vivencias, se producen cambios en el humor y en las relaciones íntimas por citar dos ejemplos.
  • Laborales. Si la persona cede, terminará cambiando de empleo y comenzará a trabajar en otro, pero no sin temor a que le suceda lo mismo.

La hipnosis como clave para afrontar las consecuencias del mobbing

Someterse a una sesión de hipnosis es muy recomendable para entender mejor qué piensa exactamente quien sufre el acoso. Progresivamente, esta terapia ayuda a superar las consecuencias del mobbing y a recuperar la calidad de vida y la autoestima. Poco a poco, se consigue la fuerza necesaria para sobreponerse a ello y afrontar mejor el día a día.