El proceso de desescalada en España ya ha comenzado. Hace unos días, el Gobierno aprobó las fases en las que va a consistir dicho procedimiento, para poder ir avanzando y llegar hasta la denominada, nueva normalidad que, según las fuentes oficiales más optimistas, este estado llegará a finales de junio, como muy pronto.

Mientras tanto, un gran número de establecimientos ya tienen el permiso para poder abrir sus puertas o, por lo menos, para ir preparando el local para una pronta apertura. Por otro lado, hay muchos otros sectores, como la psicología e hipnosis, que han podido seguir manteniendo su actividad con las recomendaciones oportunas para ello.

 

Medidas para abrir las clínicas

En primer lugar, estos establecimientos deben asegurar que pueden atender con cita previa, dando una atención personalizada y no habiendo más de un cliente por trabajador.

Por otro lado, se debe garantizar la distancia de seguridad establecida de 2 metros, entre empleado y cliente y, en el caso de que existan mamparas o barreras protectoras, esta distancia puede disminuirse a un metro. Si se trata de una distancia que no permite desarrollar la tarea laboral con normalidad, los empleados deben ponerse los equipos de protección individual homologados, es decir, al menos, mascarilla y guantes.

Asimismo, los locales deben desinfectarse de manera diaria, 2 veces como mínimo, siendo una de las limpiezas obligatoria al final de la jornada. Para limpiar, se debe utilizar una disolución con lejía o productos desinfectantes homologados.

Y en el caso de que los trabajadores utilicen uniformes o ropa de trabajo, estos deben ser desinfectados una vez que acabe la jornada laboral. De igual modo, los locales están obligados a instalar dispensadores de geles hidroalcohólicos.

Si el número de contagios se mantiene y las cifras siguen disminuyendo como hasta ahora, el proceso de desescalada seguirá su curso hasta llegar a la fase 3 que será la última. En la cual, se prepararán a los establecimientos para poder ofrecer sus servicios dentro de la nueva normalidad, pero manteniendo medidas sanitarias básicas durante algunos meses más, hasta que se haga oficial el fin de la pandemia.

Proceso de desescalada